Si el verano es caluroso, refuerza tu hidratación

ola de calor

En esta temporada surgen miles de planes al aire libre para disfrutar un poco del calor después de épocas frías, sin embargo, cuando las temperaturas están elevadas y hacemos más actividades físicas nuestro cuerpo empieza a gastar energía y necesitar más agua, contando que está conformado por gran parte de este líquido vital, los órganos y funciones lo necesitan para llevar a cabo sus procesos óptimamente.

Aunque lo normal es consumir 2 litros de agua al día, en tiempos calurosos se requiere una hidratación reforzada entre 2.5 y 3 litros para mantener las funciones físicas normales, la termorregulación y el funcionamiento cognitivo normal. Por lo cual, les brindamos algunos consejos para salir victoriosos durante este verano:

  • Empieza el día con un vaso de agua.
  • Antes de salir, hidrátate.
  • Toma agua antes, durante y después de realizar alguna actividad física.
  • Lleva siempre contigo una botella de agua.
  • Bebe agua con las comidas.
  • Evita bebidas con azúcar porque generan más necesidad de hidratación.
  • Consume jugos y frutas ricas en agua como la piña, limón, sandía, melón, etc.
  • No consumir muchas bebidas alcohólicas.
  • No esperes a tener sed para tomar agua.
  • Usa cremas hidratantes en la piel.
  • Personas mayores, niños, durante el embarazo y la lactancia, necesitan una mayor hidratación y, por lo tanto, más atención en verano.

Con estas recomendaciones puedes mantenerte hidratado porque un verano caluroso puede generar agotamientos por calor, dolores de cabeza, náuseas, confusión, afectar la memoria, mayor cansancio e incluso fiebre, algo que puede dañar tu cuerpo y evitar que disfrutes al máximo.

También, recuerda que la sudoración es un proceso natural, necesario y saludable para que el organismo pueda refrescarse, además es una señal de una buena hidratación.

¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.