fbpx

¿Cómo evitar la ansiedad por comer?

La principal causa de la ansiedad son sin duda las emociones. Factores como el estrés o la tristeza hacen que esta sea la respuesta más inmediata como una forma de reducir esas angustias, de ahí el famoso refrán barriguita llena, corazón contento. Sin embargo, esta solución momentánea es poco beneficiosa para nuestro cuerpo, pero ¿cómo evitar esta ansiedad?

En momentos como estos los primeros enemigos son los dulces y grasas, ya que nuestro organismo los absorbe como una fuente de energía y sensación de bienestar, por lo que evitar este tipo de adicción es esencial para controlar la ansiedad por la comida.

Existen muchos factores que nos ayudan a saber si tenemos hambre emocional, como las ganas repentinas de comer, ingerir en poco tiempo los alimentos y en exceso, el sentimiento de culpa después de comer, preocuparse de cuando comer, siempre necesitar más, etc.  Cuando aceptamos que tenemos alguno de estos síntomas, es cuando podremos prepararnos para combatir la ansiedad por la comida.

Algunos consejos para terminar con este tipo de ansiedad se basan en simples cambios de hábitos, como, por ejemplo, tomar más líquidos como infusiones, sopas vegetales y los indudables 2 litros de agua diarios, practicar actividades relajantes, cambiar el azúcar por la estevia, más fibra y más frutos secos.

Comer cada 4 horas crea saciedad y ayuda a disminuir el hambre emocional, y aunque parezca poco usual masticar chicle puede ser de gran ayuda ya que nos tranquiliza y aumenta el flujo sanguíneo al cerebro.

Sin embargo, la determinación es lo más importante para saber cómo vencer la ansiedad por la comida y de esta forma también, cuidar nuestro cuerpo y mente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *